Los Reyes Magos emplean toda su magia para lograr ver a los más pequeños a pesar de la pandemia