Los dos autores materiales del asesinato de Samuel le hicieron un mataléon y propinaron múltiples puñetazos en la cara