Los trastornos que la víctima de Pozoblanco tiene en su día a día después de su noche fatídica con La Manada