Algunas CCAA insisten en el confinamiento domiciliario ante el tsunami de fallecidos de la segunda ola de coronavirus