Mahi y Sandra responden a las preguntas más comprometidas que les hacen sus compañeros