Marta se ríe del tropiezo de una de las solteras y ella contesta: “Estos zapatos valen más que tu alquiler, así que cállate”