¿El baño de Enrique o el camarote de los hermanos Marx?