Lola, secuestrada por las FARC