Los niños intentan huir de los terroristas