Los padres de Mario y Alejandra no autorizan el rescate de sus hijos