Laudrup: "Ha sido mucho castigo"