Pierde la peluca por un pelotazo