A la fiesta, con el perro