Cambio de roles: las madres ponen patas arriba el 'piso de solteras' y las hijas se apoderan de los pulsadores