Alejandro Sanz, sobre el precio de su éxito: “Quién sabe lo que me hubiera costado el fracaso”