Echar gasolina con las luces puestas es peligroso y además te puede costar una buena multa