El sistema de reparto a domicilio en 2030 no tendrá nada que ver al actual