La versión descapotable del nuevo Porsche 911: solo 12 segundos para abrir y cerrar la capota