Fernando Cayo hace un número de claqué