Adela Úcar, entre la isla y la chica bonita