María Adánez localiza todas las palabras de la prueba y se pone a llorar de la emoción