Víctor lo apuesta todo mientras que Aurora prefiere no arriesgar en el rosco final