Silvia Gambino se pone en modo Bisbal. ¡Perdónanos David!