Jero tiene un solo segundo para intentar igualar a Orestes