Chabelita y Alberto, sin muestras de afecto