Kiko Hernández afirma que José Fernando le dijo a un familiar que no podía controlarse