Kiko Matamoros no contestó a la carta de su hija Laura porque tenía que "digerirla"