Diego M., sobre su padre: “Es muy fácil llorar en un plató y después cobrar por mentir”