Kiko M. debería tener una actitud madura y conciliadora, según la psicóloga I. Romero