Así fue la mayor bronca de Kiko y Carlota