Carlota y Kiko resuelven sus diferencias y su apuesta con un jamón y una cena