Jorge Javier, triste y muy decepcionado, con la campaña de descrédito que el programa DEC ha iniciado contra él