Carmen Borrego responde a las burlas de sus compañeros tras su operación de papada y niega que las fotos fueran pactadas