Miradas fulminantes, caras serias y algún zasca, así son las grabaciones de 'Diario Che'