Angel Garó, aparentemente desnudo, increpa a dos policías desde su balcón