Jesús Mariñas, de Mª Teresa Campos: “Me recriminó que enseñase el mensaje”