A caballo y con armadura, J.J. se convierte en el Conde-Duque de Olivares