La 'drástica' decisión de la dirección de 'Sálvame' con los 'Kikos': pupitres separados