El cara a cara por el que Kiko Matamoros y Kiko Hernández estuvieron seis años sin hablarse: los colaboradores se echan las manos a la cabeza