Sin dinero, sin móvil y sin bolso: Lydia Lozano se enfrenta sola a una importantísima misión