'Sálvame' se convierte en un cuento de Navidad: nuestra hada madrina hace que los muñecos cobren vida