La mecánica de ‘Quiero dinero’: un diamante y Kopérnica, la única máquina capaz de identificar las emociones humanas