Rosa López: "No soy tan débil como me pintan"