Gustavo González: “El corazón de Sofía Suescun no está en Honduras, está en Kiev”