Mónica Pont, una auténtica estrella en Latinoamérica: un intento de secuestro, acento mejicano y amiga íntima de Miguel Bosé