Mejía consigue escapar de los Juzgados