Pablo recibe una paliza por parte de Mejía y Pancho