Kiko Rivera vuelve por alto a los escenarios cinco meses después de su depresión