Visitamos la tienda de ropa de Raquel Mosquera y nos la encontramos desatendida y sin clientes