Morimos de amor con esta conversación de los faliños: “¿Qué sientes cuando me miras?”